Máquinas de Coser

English - Español



Aspectos básicos sobre las máquinas de coser

Las primeras máquinas de coser aparecieron en 1755 y aún hoy siguen siendo una herramienta muy útil. Mucha gente utiliza máquinas de coser para realizar arreglos para su familia. Algunas de las tareas más comunes para las que se emplean son: hacer el dobladillo de una pollera y cambiar los botones de la ropa. Es, definitivamente, más barato hacer estas cosas en casa que pagar por ellas.

Otras personas emplean las máquinas de coser porque tienen como hobbies confeccionar ropa y cortinas. Para quienes saben cómo coser con estos artefactos, las máquinas de coser pueden volverse una fuente valiosa de hacer dinero por cuenta propia, arreglando ropa para otras personas o confeccionando prendas artesanales.

Ahora bien, comprar una máquina de coser lleva una cantidad considerable de tiempo porque hay muchos modelos entre los cuales elegir. La mayoría de las máquinas de coser duran muchos años, por lo que, generalmente transcurre mucho tiempo entre una compra y otra. Una máquina de coser de calidad es realmente una inversión que vale la pena hacer, teniendo en cuenta que con el correr de los años se podrá comprar otro modelo de mejor calidad con todo tipo de funciones y accesorios. Las personas que cosen con mucha frecuencia buscarán siempre el modo de mejorar su herramienta de costura.

Existen muchas marcas famosas de máquinas de coser en las que la gente confía. No es poco común que alguien compre a lo largo de su vida máquinas de coser de la misma marca, dado que las que ha tenido han funcionado perfectamente a lo largo de los años. Ud. probablemente ha visto alguna vez en alguna casa o aún, en una escuela, una máquina de coser Singer. Las máquinas de coser Singer tuvieron su origen en 1850, como creación de Isaac Singer. Fueron las primeras que contaron con una aguja que se movía hacia arriba y hacia abajo en vez de hacerlo de lado a lado.

Otras personas, por su parte, prefieren los modelos de máquinas de coser ofrecidos por Brother. Las dos empresas han sido competidoras durante décadas. Actualmente continúan ofreciendo nuevos modelos de máquinas de coser, para atraer al mercado especializado. En 1905 ambos fabricantes de máquinas de coser ofrecieron por primera vez modelos eléctricos a los consumidores.

Hoy en día los diversos modelos de máquinas de coser disponibles en el mercado les permiten a las personas crear una enorme variedad de puntos y diseños. Esta flexibilidad que ofrece cada máquina permite que una persona la utilice para crear una diversidad de proyectos, ya sea como hobby o como forma de obtener ingresos. Ya muy poca gente se toma el tiempo de coser a mano porque con las máquinas de coser se puede hacer el trabajo fácil y rápidamente.

Aprender a enhebrar el hilo en las máquinas de coser o a realizar las distintas funciones con las que cuenta llevará algo de tiempo. Sin embargo, todo es mucho más sencillo si Ud. lee el manual de instrucciones antes de comenzar. A medida que Ud. aprenda más sobre el funcionamiento de las diferentes máquinas de coser, podrá cambiar de un tipo de punto a otro con muy poco esfuerzo.

Las máquinas de coser permiten aprender muy fácilmente los principios fundamentales de la costura. Muchos padres, por su parte, quieren enseñarles esta gran habilidad a sus niños. Los ayudan para que puedan emplear la máquina de coser por sí mismos y los hacen practicar en retazos de tela. Los chicos más grandes por lo general pueden emplear la máquina de coser solos y pueden realizar sus propios proyectos. Coser puede ser un hobby perfecto tanto para chicos como para grandes.